viernes, 2 de octubre de 2009

PRIMER RELATO

Hola amigos pajeros les dejo el primer relato enviado por Pablo de Capital Federal. Espero que les guste y muchas gracias a pablo por compartir su historia, a media que me vallan enviando las voy a ir subiendo. Saludos!!

Últimamente no tuve experiencias dignas de ser contadas, y mi necesidad de expresar toda la revolución sexual que llevo dentro es suficiente para que, esta vez, les cuente una de mis fantasías locas.

Me llamo Pablo, me gusta mucho esto de las pajas grupales, de echo las practico cuando puedo, y mas frecuentemente lo hago por Internet, ya que la cámara web es una gran ayuda para hacerlo. También quiero aclarar que no soy gay, ni siquiera bisexual (va… eso creo yo, porque nunca hice mas que lo que cuento en mis relatos, pero puede ser cuestionable…), también creo que dentro de las fantasías de una persona esta todo permitido. A mi me excita mucho estar con una mujer, sus olores, etc., y sobre todo sus tetas… me vuelven loco, en cambio con un varón solo puedo disfrutar de las pajas, ya que las mujeres no disfrutan tanto como nosotros de esta actividad, entonces si soy tan pajero como creo ser, con quien mas se puede compartir todo este tipo de cosas si no es con un compadre... jajaja
Tengo muchas fantasías, imagínense que me doy pajas todos los días y hasta dos veces por día, por lo que hago trabajar mucho a las dos cabezas, jajajaja, pero de entre las fantasías, digamos que mas locas y que no salen del tema de la paja grupal, está una que saqué de una experiencia de hace unos años, que agregándole unos cuantos detalles sexuales, se transforma en una historia muy excitante, por lo menos para mí.
También me gustaría decirles que me calientan muchos las historias de adolescentes, me excitan muchos esos cruces que se producen por calentura simplemente, ya que la conciencia a esa edad no le permite diferenciar mucho que digamos, solo se te para y lo haces (obviamente que no hay que generalizar, pero es bastante frecuento por lo que suelo leer en los distintos relatos publicados en esta web). Por ese motivo esta fantasía que les voy a pasar a contar ahora, trata más o menos de eso.
Un día llama por teléfono una prima de mi papá, para pedirme si le puedo ayudar en computación a su hijo que se la había llevado a rendir, yo por ese entonces tendría unos 19 años y él andaría por los 14, aunque yo no me dedico al tema de las computadores, pero trabajo mucho en ellas, por lo que las cosas que él necesitaba aprender, yo las manejo bastante bien, entonces le dije que sí.
Juan (así se llama mi primito, bueno, ahora ya es grande), comenzó a venir por las tardes para que le enseñe a manejar los programas; yo no soy buen profesor, y él era bastante "pajero" (acá se suele decir pajeros también cuando son vagos, haraganes, etc.) para aprender, por otra parte, soy bastante simpático y no me tenía mucho respeto que digamos, por lo que no sabía ya que hacer para que haga las tareas que le daba.
Una tarde le dejé haciendo unas cosas, me fui hasta la panadería de la esquina y cuando regreso, me doy con la sorpresa de que el pendejo había encontrado unos videos porno que yo tenía en la computadora y los estaba viendo, como no era muy bueno en el manejo de la comp., le di la cana sin piedad (lo descubrí). En ese momento me hice el malo y lo reté, obviamente sin horrorizarme, solo lo reté porque no había echo nada; él estaba medio avergonzado y se puso a hacer las cosas tranquilamente. Preparé la merienda, revise las tareas, y nos fuimos a la cocina tomar el té, en ese momento, ya mas distendidos, aproveché para decirle que como había podido encontrar las porno sin problemas, pero las tareas no las podía hacer…, que era un "pajero", él solo se reía todavía medio avergonzado.
Al día siguiente se me ocurrió que podría ser un buen incentivo para que estudie, entonces apenas llegó, le dije que si hacia todo y se ponía las pilas (es como decir que cargue de energía para hacer algo), yo le iba dejar ver videos y fotos pornos que tenía, y estos eran mucho mejores que el anterior. A todo esto yo lo hice pensando que él no se iba a animar y quedaría como habladurías mías, jamás tuve ningún tipo de intención sexual en esto, solo se me ocurrió ya que había confianza entre nosotros, éramos varones y por lo visto bastante pajeros.
Juan se puso las pilas, e hizo toda la tarea bastante rápido, yo feliz, ya que parecía funcionar a la perfección mi docencia. Cuando terminamos, fuimos a merendar como siempre y para ese entonces ya la relación estaba mas suelta y comenzamos a hablar de todo un poco, hasta que él me dijo, _ che, acordáte del premio…! _ para mis adentros yo dije UPS!, entonces le dije, que no se preocupe; apenas terminamos, nos volvimos a la computadora, saqué un CD y lo puse, le dije, una vez mas sin pensar que se lo tome tan a pecho, _ por favor no me manches nada, en el baño hay papel higiénico – después solté una risa para que sepa que era broma, pero él me dijo _ cheeee… me da un poco de vergüenza hacerlo solo en tu casa, porque no me haces gamba?? (hacer gamba = acompañar), _ me dijo, y agregó _ de paso, me saco un par de dudas ya que nunca vi a haciéndose pajas
Yo quedé plasmado, no sabía que hacer, me daba mucha vergüenza pensar que podía pasar si alguien se enteraba que me pajeaba con un pendejo, iba a quedar como un depravado sexual, pero por otro lado me calentó mucho la idea, les diría que se me puso dura en ese momento.
Con timidez le respondí _ ¿¿seguro que querés hacer esto??

Juan: dijo _ a full.

Yo: _ ok _ le dije _ pero te confieso que me parece muy raro esto, nunca lo hice con alguien mas chico que yo…

Juan: _ yo tampoco lo hice con nadie, me gustaría saber si es normal como yo lo hago _ al responderme eso, vi diferente la cosa, solo iba a enseñarle, no era nada malo…
Nos sentamos, puse la porno, y mientras cojían, comenzó a hacerme algunas preguntas, como: ¿Qué es eso que le sale de la concha (vagina) de la mujer?, el clítoris contesté… y así se sucedieron varias preguntas, por lo visto era un chico muy poco informado al respecto, entonces le pregunté: _ ¿¿ya se te paró?? _
Juan: _ si, desde que me dijiste que lo íbamos a hacer que la tengo dura…

Yo: _ ¿¿querés que la saquemos ahora?? _ al estar yo medio tímido todavía, le iba preguntando todo, no quería que se sintiera obligado a nada.
Juan: _ dale, pero no te vayas a reír si la tengo mas chica que vos…

Yo: _ jajajaja, no creas que la tengo enorme… aparte sos chico y todavía te va a crecer bastante más. _ le dije para tranquilizarlo. Entonces los dos nos paramos de las sillas, uno frente al otro, quedamos desnudos de abajo, con remeras y zapatillas únicamente. Aunque mi pija no es grande (16x5cm), Juan quedó sorprendido ya que estaba muy erecta, por la cantidad de pelos, porque es media chueca; yo también me quede viéndolo un rato, me gustaba ver su cuerpo lampiño con unos cuantos pelos por encima de su polla, que también esta muy parada, era blanquísima, bien empinadita para arriba, y no era tan chiquita como yo pensé. Entonces le dije: _ ¡¡Epa!!, tas bien dotau, chango… _ y después agregué _ te la mediste alguna vez??.

Juan: _ no, nunca…

Yo: _ bueno ahora la vamos a medir_ entonces traje el cm. de costura que tiene mi vieja (mi mamá), que es flexible y lo hice yo primero _ mira así se hace, ves, 16 cm. de largo por… 5 cm. de ancho _ agregué _ no es gigante, pero es normalita, aunque lo importante es que funcione bien… jajajaja _ Juan agarró la cinta e hizo lo mismo que yo, pero no lo hacia bien, entonces yo me acerque a él para ayudarle, le agarre las manos y le indique donde la tenía que poner, al acercarme tanto, sin querer le roce la pierna con mi pija, me puso mas dura la pija…

Una vez hechas las mediciones, supimos que le medía unos 14 x 4 cm. aprox., entonces le dije que si a esa edad mide eso, cuando crezca la va a tener mas grande que la mía. A todo esto la porno seguía corriendo, nos sentamos con las piernas hacia delante, entre abiertas y comenzamos a pajearnos, él cada tanto miraba como lo hacía, y también yo se la miraba a él para controlar que todo vaya en orden, las únicas indicaciones que le di, fue que lo hiciera mas lento, para no acabar tan rápido, ya que teníamos tiempo porque mi familia no llegaba a casa hasta la noche. Le enseñé algunas formas de agarrarla, como para variar, le mostré que con la otra mano podría acariciarse las bolas, las piernas, la panza, el pecho, etc., eso hacía mas rica la paja, le indiqué que siguiera el ritmo de los actores de la película, también a que apurarse hasta sentir el cosquilleo y luego que frene de golpe y vuelva al ritmo lento, y algunas cosillas que uno con los años de paja las aprendió para una mayor satisfacción.

Estuvimos un buen rato así, cuando ya teníamos ganas de acabar (en realidad yo tenía ganas, porque si por él fuera hubiera acabado en la primeras jaladas), le propuse que vayamos a hacerlo al baño, en la bañadera, de esa manera podríamos acabar sin fijarnos a donde caiga la guasca, en realidad era para no tener que limpiar su guasca del piso del cuarto de estudios jajajaj; corrí la cortina de baño, nos quedamos desnudos totalmente esta vez, y nos metimos dentro, como es medio angosta la bañera, estábamos muy pegaditos, eso era muy excitante, nuestras piernas y pies ser rozaban todo el tiempo, es mas, creo que él los rozaba de gusto y yo no decía nada ya que me gustaba también, le dije que para poder saber quien la tiraba mas lejos, primero lo haría él y después yo, entones el comenzó a acelerar y al tercer puñetazo se vino, tiro mucha leche, la verdad que llego casi hasta la otra pared de la bañera, pero hubo un error de cálculos y los últimos chorros de leche, me llegaron hasta mi panza y piernas, eso me puse MUY caliente, no aguanté mas, y comencé mi arremetida, acabe como nunca, salieron muchos chorros, largos, cortos, también le llegaron a él los míos, realmente quede muy satisfecho, como si hubiera tenido un excelente polvo.

En ese momento me paré y abrí la ducha para que se lleve el semen, no tuvimos necesidad de medir para darnos cuenta lo largo que habían sido los chorros, le explique que cuando uno esta muy caliente comúnmente acaba mas cantidad y potencia que en una paja normal, me metí en la ducha, mientras él me miraba y después lo hizo él, nos secamos, vi la hora ya era tarde, así que apuramos el trámite por miedo a que llegue alguien, y de esta manera termina mi fantasía.

Les cuento que salvando lo de la paja, todo lo demás es real, ya que si le enseñe computación a mi primito, que si le mostré las pornos, pero él nunca me dio pie a nada, por lo que yo jamás intenté proponerle nada. Pero igual es una fantasía con la que me hice varias pajas y muy buenas, por cierto. Si uds. me escriben diciendo que les gusto el relato, me voy a ver obligado a contarles una continuación de esta fantasía, ya que perfectamente podríamos haber seguido haciéndonos pajas o avanzar un poco mas…

Pido disculpas por lo largo, pero estaba inspirado y caliente…

Chau.

3 comentarios:

  1. Hola
    Muy buen relato
    yo justo estaba por escribir uno similar aunque a mi primito le enseñabna ingles...
    me gustaria saber como sigue la historia
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. me gusto mucho su relato me gustaria saber en que termino el solo escucharlo me la puso durisima jajjaaj

    ResponderEliminar
  3. Levante gay en Plaza Pakistan, Bosques de Palermo. La mejor "tetera" a cielo abierto de Buenos Aires, aca toda al info y mapas:
    http://levantegaypalermo.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar